Me ha gustado mucho este tomo por varios motivos.
El primero es por Asmita, aunque en un principio no era uno de los personajes que más me gustaran al final no he podido evitar que fuese de mi agrado, el conocer un poco mas de su historia y de su forma de pensar ha aclarado algunas dudas pero al no profundizar tanto en él te deja con una sensación de haber querido saber más de su historia, ha tenido un final a mi parecer adecuado aunque triste.
El segundo, Kagaho, es de mis personajes favoritos y casi todo el tomo trata sobre él y su pelea con Aldebarán, quien a pesar de ser un personaje bondadoso, justo, con una motivación clara que lo impulsa a seguir adelante, y que en este momento su trabajo es defender el santuario de posibles intrusos, resulta ser un caballero muy perspicaz que ha sabido ver más allá de Kagaho, logra entrever que lo que aparenta es una mera fachada y es durante toda la pelea que poco a poco podemos darnos cuenta de lo interesante que resultan los dos personajes. De haber sido otro caballero con el que se encontrase Kagaho, las cosas hubiesen resultado muy diferentes.
Al final Aldebarán logra sembrar la duda y la pelea tiene un final distinto, por lo que está claro que sabremos más de Kagaho, ahora solo queda avanzar en la historia y ver cómo afectará este encuentro en el futuro de la batalla con Hades.
Cabe mencionar que durante el encuentro nos dejan ver una muy pequeña parte del pasado de Kagaho que no hace más que incrementar la curiosidad por saber más de él y de la razón por la cual está con Hades.
Y por ultimo, la aparición de Sísifo que aunque no es de mis caballeros favoritos tiene una gran importancia en la historia; y el final, con Hades haciendo su entrada en el santuario.
Sin duda he disfrutado mucho este tomo aunque tengo la misma queja de siempre que al parecer será una constante durante toda la historia y es que hay momentos en los que los dibujos resultan un tanto confusos, más durante las peleas, sé que debe resultar algo complicado de plasmar pero en lo personal esto rompe un poco con el ritmo de la historia, por lo cual mejor ignoro estos pequeños momentos que no van más allá de una viñeta o recuadro y continuo con la historia, a parte de esto no tengo otra queja.
Es una historia que me esta gustando bastante y que disfruto mucho.