Piet Heyn, que se apoderó de la Flota del Oro, LOllonais que hacía comer el corazón de sus victimas, Laurent de Graff, el bandido melómano, Morgan, hábil para el doble juego, Hawkins a bordo de su Jesus of Lubeck, El Dragón, Francis Drake: son piratas que siguen fascinándonos todavía. Abordajes sangrientos, pillajes, orgías, torturas: ¿Por qué el filibusterismo ha podido alimentar tantos relatos, tantas películas, tantas canciones, tantos mitos? Quizá porque, en él y en una parte oscura de nosotros mismos, nos reconocemos. Con Oro, sangre y sueños , Michel Le Bris renueva radicalmente la visión del filibusterismo. Por eso, en este libro se cuenta, como nunca se habia hecho, la historia de los orígenes de la piratería.