Colin es un niño de 7 años que vive en Belice. Desde pequeño y gracias a las enseñanzas de un zoólogo extranjero, tanto él como los habitantes de su pequeña aldea, aprenden a valorar el exótico y hermoso medio ambiente donde viven.